28.11.08

Me comería una vaca

Una de las cosa más torturadoras de todas es la dieta. Hipoproteica e hiposódica, la hija de puta. Lo que en buen romance significa: 42gr de proteína por día y sin sal. Alcohol cero, por supuesto.

Antes de la primera internación, medía lo mismo que ahora, 1.62mts, y pesaba 56k. Al salir, pesaba 48k. Con el tiempo por suerte recuperé peso (no me quedaba linda la cara huesuda). A más de un año, quedé estable en 53k.

Y miren que yo sé lo horrible que es vivir a dieta, pero les juro que no entiendo a la gente con sobrepeso. Si hacerlo me diera resultados visibles, no me costaría tanto. Pero pasar hambre pesando lo que peso, es un despropósito.


Consejito

En general me horrorizan los blogs demasiado personales. Y sin embargo acá estoy, muerta de vergüenza y de miedo, iniciando una bitácora sobre la vida con Igan.

La Nefropatía por IGa -o Enfermedad de Berger- es una enfermedad renal crónica. No googleen al pedo: la información en Internet no es buena. Si les interesa profundizar y tienen la suerte de saber inglés, vayan a: http://www.igansupport.org/. Es lo mejorcito que hay.
No es muy común, de hecho…conocí varios médicos que nunca la habían escuchado -a la enfermedad, no a la página-

Eso me dijo el nefrólogo02. “No busques información en Internet, te vas a asustar al pedo”. OK, pensé yo, no hay problema. Cuando llegué a casa me di cuenta que había olvidado preguntarle algo sobre los análisis. Y como tonta que soy, se lo pregunté a Google. Para qué. Según Internet, al menos hace un año, tenía una chance de vida del %30.

Nunca había sentido un miedo así. Miedos de muchos tipos, tamaños, intensidades y colores, pero ése, justamente ése, era la primera vez que lo veía. Me dijo, “Hola, qué tal, soy ElMiedoaMorir, vos todo bien? Te saco una cerveza de la heladera, dale”. Y no supe qué decirle, así que lo invité a instalarse.

Al pedo fue: después de un año acá estoy, de lo más viva, con los cachetes colorados y todo. Con Igan, pero viva. Así que permítanme un consejo: no busquen info sobre enfermedades en la web: puede venir el miedo y bajarles toda la cerveza de la heladera.

Qué quiere decir lo que tengo

Nefroaptía por IGa, o Enfermedad de Berger, es una enfermedad autoinmune en los riñones. En criollo: cuando uno se enferma, el cuerpo crea anticuerpos que atacan a los causantes de la enfermedad. Bueno, parece que mis anticuerpos son medio lelos, porque creen que tienen que destruir a mis riñones.
Por ahora no se sabe qué lo causa y tampoco hay cura. Lo mejor que puede pasar es estar estable, que es mi caso, y lo peor, que los riñones hagan kaput y haya que ir a diálisis mientras se espera un transplante.
Yo suelo simplificar el nombre en inglés: IGa Nefrophaty, IGaN. IGa es el anticuerpo, el más común de todas las nefropatías (que no son muy comunes)

Tengo una Nefropatía por Iga: y ahora qué hago?

Puta madre, siempre digo que no hay que escribir estando angustiado, y acá ando descargando toda mi rabia.


El motivo por el cual saco este blog es que necesito hablar del tema. Mi entorno me apoya mucho. Mi familia, mis amigos, mi pareja. Pero tengo miedo de atosigarlos, que se cansen de mí y de mis problemas: a veces estoy muy pero muy negativa. Y no quiero perderlos.

Pero necesito encontrar a otros como yo.


Buenos, muchos como yo no hay: el Igan se da con mayor frecuencia en hombres, y sobre todo en la raza negra. Y yo soy una mujer blanca.

(La verdad, podría haberme agarrado una enfermedad más popular, más fashion. Hasta el sobrepeso tiene cabida en la tevé, miren a la Tota)


Así que cualquier enfermo crónico es bienvenido. Los sanos también. Ahora, si te quebraste una pata pero fuera de eso estás sanito, no querido, ni en pedo.

Nah, mentira, bienvenidos todos a mi derrotero.