28.11.08

Consejito

En general me horrorizan los blogs demasiado personales. Y sin embargo acá estoy, muerta de vergüenza y de miedo, iniciando una bitácora sobre la vida con Igan.

La Nefropatía por IGa -o Enfermedad de Berger- es una enfermedad renal crónica. No googleen al pedo: la información en Internet no es buena. Si les interesa profundizar y tienen la suerte de saber inglés, vayan a: http://www.igansupport.org/. Es lo mejorcito que hay.
No es muy común, de hecho…conocí varios médicos que nunca la habían escuchado -a la enfermedad, no a la página-

Eso me dijo el nefrólogo02. “No busques información en Internet, te vas a asustar al pedo”. OK, pensé yo, no hay problema. Cuando llegué a casa me di cuenta que había olvidado preguntarle algo sobre los análisis. Y como tonta que soy, se lo pregunté a Google. Para qué. Según Internet, al menos hace un año, tenía una chance de vida del %30.

Nunca había sentido un miedo así. Miedos de muchos tipos, tamaños, intensidades y colores, pero ése, justamente ése, era la primera vez que lo veía. Me dijo, “Hola, qué tal, soy ElMiedoaMorir, vos todo bien? Te saco una cerveza de la heladera, dale”. Y no supe qué decirle, así que lo invité a instalarse.

Al pedo fue: después de un año acá estoy, de lo más viva, con los cachetes colorados y todo. Con Igan, pero viva. Así que permítanme un consejo: no busquen info sobre enfermedades en la web: puede venir el miedo y bajarles toda la cerveza de la heladera.

8 comentarios:

Baterflai dijo...

Excelentísimo consejo.
Admirable y seguible tu blog. :)

El gato vagabundo dijo...

Mi suegra es Internetcondriaca. Asi anda ahora.

El miedo a morir es sano, hasta te diria, que es necesario sentirlo muchisimo mas fuerte y mas a diario, para salir a comerse la vida y no esperar a que nos sorprenda ahi, viendo al futuro que no vamos a tener.

Groso. Quiero que me chupe toda la cerveza del supermercado!

La spectatrice dijo...

Natalia, recién descubro tu espacio y me parece muy interesante. Por experiencia propia, estoy convencida de que los blogs testimoniales sobre alguna enfermedad suelen ser más útiles de lo que imaginamos. Seguro-seguro superan a muchas páginas web que publican expertos de origen dudoso, y que el buscador Google nos acerca como una especie de verdad revelada.
Agregué tu URL al blogroll de Espectadores. :)
Un saludo.

el_iluso_careta dijo...

un muy buen consejo...se publican muchas cosas irresponsablemente...
escuchando 13-Forma\2002 - Bajofondo Tango Club

Pedro Fernando Solis Castillo dijo...

Es verdad, el google te llega a traumar en cuanto a busqueda de enfermedades.

Yo, que ando con el rollo de la maldita corticoides topica "inofensiva" (segun la derma) que aun me sigue molestando, crei que iba a desarrollar un sindrome de Cushing terrible. Google me jugo pero feo.

Mejor creerle a un medico que a un buscador. Ánimos con todo esto Natalia (ojala sigas visitando este blog tuyo, si no ando tecleando al aire jaja)

Pedro Fernando Solis Castillo dijo...

Es verdad, el google te llega a traumar en cuanto a busqueda de enfermedades.

Yo, que ando con el rollo de la maldita corticoides topica "inofensiva" (segun la derma) que aun me sigue molestando, crei que iba a desarrollar un sindrome de Cushing terrible. Google me jugo pero feo.

Mejor creerle a un medico que a un buscador. Ánimos con todo esto Natalia (ojala sigas visitando este blog tuyo, si no ando tecleando al aire jaja)

Pedro Fernando Solis Castillo dijo...

Es verdad, el google te llega a traumar en cuanto a busqueda de enfermedades.

Yo, que ando con el rollo de la maldita corticoides topica "inofensiva" (segun la derma) que aun me sigue molestando, crei que iba a desarrollar un sindrome de Cushing terrible. Google me jugo pero feo.

Mejor creerle a un medico que a un buscador. Ánimos con todo esto Natalia (ojala sigas visitando este blog tuyo, si no ando tecleando al aire jaja)

Natalia Alabel dijo...

Hola Pedro, no tecleas al aire, leo todos los comentarios que llegan :)