29.12.08

Teatro Igan del absurdo presenta: La médica manosanta de Caseros (Parte I)


Se la recomendó una compañera de trabajo a mi vieja. “Es cardióloga, pero cura todo con métodos naturales. Es una sabia!”. Yo estaba pasando por un mal momento y pensé que nada podía perder con probar.


Tenía el consultorio en la casa. Una chica me hizo pasar al living, que hacía las veces de sala de espera. Luego la chica se fue por un pasillo. Había cuatro personas antes que yo, sobre quienes ya hablaré: una madre cincuentona con su hijo ya crecidito, una cuarentona gorda y un señor mayor. Antes quiero mencionar la decoración de la sala, que fue mi primer indicio…inquietante. Era grande, el empapelado amarillo tenía florecitas. Todo era viejo, como de los setenta. Había flores de plástico por TODOS lados y muchos cuadros con Jesús (en la cruz, fuera de la cruz, con los rayos de colores, con el sagrado corazón, con espinas, sin espinas, etc.) y un viejo piano de pie, cerrado. Sobre la tapa de las teclas había, no uno sino ¡dos! de esos gatos chinos de plástico, que mueven la patita para adelante y para atrás.


En ningún consultorio había visto semejante combinación de empapelado viejo, flores plásticas, Cristos sufrientes y gatos chinos. Y por un momento pensé que no era algo muy habitual. Pero yo era muy inexperta por aquel entonces, así que me quedé sentada, esperando mi turno. Observé las patitas hipnóticas de los gatos hasta que otra de las pacientes me habló.


CUARENTONA: Hola, ¿por qué venís acá?




Continuará (Faaa! Siempre quise decir eso!)

27.12.08

Deseo de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos

El 6 de enero tengo que llamar al laboratorio para que me digan cuándo va a estar el resultado de la biopsia.

Entiendo, se supone que los deseos no deben ser dichos: pero el buen lector ya sabe cúal es el mío.

24.12.08

Es un secreto a voces que a casi nadie le interesa ya el significado espiritual/religioso de la Navidad. Conozco más ateos que creyentes, incluso mi pareja odia la institución Iglesia. Eso sí, no conozco a nadie -pero nadie nadie, eh- que después de haber pasado por una enfermedad jodida, no haya pedido ayuda celestial.

22.12.08

Para compensar el bajón del post anterior (redactado con mucha bronca y poca gracia), hoy ofrezco una comedia en cuatro actos. Los actores: dos empleadas sordas, una empleada desinformada, un enfermero tontín pero amable, y como siempre, Natalia Alabel.

Día -10, en la oficina de Admisión, para reservar cama:

EMPLEADA01: Pero me dicen en el quirófano que no hay ninguna reserva para vos ese día.

YO: La biopsia no se hace en el quirófano, sino en la sala de Tomografía. Necesitan localizar el riñón primero.

EMPLEADA02: No, nooo, se hacen en el quirófano.

YO: ¡Pero así me dijo el médico!

EMPLEADA02 (me ignora y le habla a la EMPLEADA01): A ver, llamá al quirófano de nuevo que por ahí entendieron mal el apellido.

Mientras hablan, llamo por celular al médico y le cuento la situación.

NEFRÓLOGO 05: ¡Siempre lo mismo! Pasame con ellas.

Fin de la discusión.

--------------------------------------------

Día 00, 9hs, en la misma bendita oficina. Tengo que hacer el trámite de ingreso para que me lleven a la dichosa cama.

EMPLEADA03: Muy bien, ¿a qué hora tenías turno en el quirófano?

Respiro hondo y explico. Por suerte no tengo que llamar al médico.

--------------------------------------------

Día 00, 9.30hs, en la habitación. Llega el enfermero, me toma la temperatura y la presión, y me hace unas preguntas.

ENFERMERO : ¿A qué hora entrás al quirófano?

YO (pensando que todo esto es un plan de Dios para generar en mí infinita paciencia): No, voy al tomógrafo, para que localicen el riñón.

ENFERMERO: Ah. Trajiste los estudios pre-quirúrgicos?

YO: No voy al quirófano, entendés? Es anestesia local y no es una operación.

NEFERMERO: Bueno, tenés las uñas pintadas?

YO: ¡Te estoy diciendo que no voy al quirófano!

ENFERMERO: Cierto. Es que me lo pasaron como operación...

-------------------------------------------

Día 00, 10hs, en la habitación. Vuelve el enfermero.

ENFERMERO: Te traje la bata, cuando venga a buscarte el camillero la tenés que tener puesta, para entrar al quirófano.

YO (resignación total): Muchas gracias.

20.12.08

Estoy furiosa, no tengo palabras para expresar la rabia que tengo. Ni siquiera sé cómo estoy escribiendo, en lugar de estar destrozando cosas.
Acabo de sacarme la venda de la espalda: tengo un tajo. ¡Un tajo! No es necesario cortar así, por Dios del cielo. Lo sé porque de la biopsia anterior no me quedó ni marca. No fue tan cruenta como esta vez. En la historia b) iba a contar el ataque de pánico que me agarró durante la extracción. Yo me culpaba por miedosa, pero ahora relaciono todo. Sí me dolía, no era mi impresión. "Es imposible, tenés anestesia". Yo lloraba porque me dolía igual, y comparaba con la biopsia anterior. Sí duele, no mientan más, médicos!
No estoy chillando por el tajo en sí, que se entienda. Es porque me hicieron creer que era una escandalosa, y al final tenía razón yo: son unos carniceros.


Hoy a), mañana b)

Ayer me hicieron la biopsia -en criollo, me sacaron un cachito del riñón izquierdo-. Y me sucedieron dos cosas que jamás, pero jamás hubiese esperado de mí misma:
a) Hice una falsificación;
b) Tuve un ataque de pánico.

a) La empleada-robot

9hs, en la oficina de Admisión. Firmo los papeles para ir a la habitación, y la empleada me da una Credencial de Acompañante.

ALABEL: Gracias, necesitaría otra. Yo vine con dos personas. El médico quiere que sea alguien de confianza el que lleve la muestra al laboratorio anatomopatológico. Como queda lejos, mientras tanto se queda otra persona conmigo.

EMPLEADA: No se puede. Sólo una persona.

ALABEL: No lo decidí yo, así me pidió el médico.

EMPLEADA: Eso no lo decide el médico, ni yo, ni vos. Sólo UN acompañante en la habitación. Son las normas internas del sanatorio.

ALABEL: Pero es habitación individual, hay lugar. No molestamos a nadie.

EMPLEADA: Son las normas del sanatorio. Que se quede alguien adentro de la habitación y el otro espere en el pasillo.

Normalmente, me pelearía con la empleada para que razone. Pero en el año que llevo viviendo con Igan, he aprendido que la mayoría de los empleados rasos no piensan, especialmente los trabajadores de la salud. Noté que la empleada tenía una pila de credenciales en blanco a un costado del escritorio. Decidí que iba a entrar con mis dos acompañantes de todas formas.

ALABEL (con una sonrisa): Bueno.

La empleada se va a la oficina de al lado para fotocopiar mi documento. Chequeo que la empleada esté de espaldas (las oficinas son vidriadas), miro a mi alrededor y rápidamente agarro una de las credenciales. Me doy vuelta, desde afuera de la oficina mi vieja me mira intrigadísima.

La empleada nos lleva a la habitación y repite su rosario de normas internas. Cuando se va, entramos los tres y pido una lapicera negra: mi pareja tiene una Bic. Tengo un pulso bastante decente y trazo firme-soy maquilladora-, así que no fue complicado crear una segunda credencial firmada por la empleada.

MI VIEJA: Pero no nos van a decir nada...la empleada es una estúpida, mirá si alguien se va a quejar de que estemos los tres...

ALABEL: Ya lo sé. Pero con los empleados-robot, nunca se sabe.

17.12.08

Yum yum! Qué rico!

Según el artículo "Zumoterapia: el poder sanador de los jugos", de la revista Mujer Eki, existe una preparación muy beneficiosa para los enfermos renales. Consiste en un licuado de espárragos con un poco de agua. Lo mejor, es que no hay que beber uno no sino ¡dos! deliciosos vasos diarios.

Otra que El Gourmet.




16.12.08

El viernes me hacen la nueva biopsia. Se utiliza un aparato, una especie de cánula que llega hasta el riñón, y de ella sale una aguja que extrae una muestra de tejido.

Desde ya aclaro que soy muy cagona.

La vez anterior, el médico cometió un error importante: no me avisó que el aparato hacía ruido.
Yo estaba acostada boca abajo, ya me habían anestesiado la zona (de forma similar a la peridural), y el ecógrafo tenía el riñón pefectamente señalado.

MÉDICO
Bueno, ahí vamos. Quedate tranquila que no duele.

ALABEL
(sí, seguro) Dale.

/¡Clack!/

Me sobresalto, perdiendo la imagen en el ecógrafo.

ALABEL
¡Ay! ¿Qué fue eso?

MÉDICO
(tengo que pinchar de nuevo, la puta madre)
No es nada, es el aparato que extrae la muestra. Es como una pistolita.

ALABEL
Aah...bueno. No sabía.
(Pistolita?! menos mal que es médico y no psicólogo)


Segundo intento.

/¡Clack!/

ALABEL
¡Ay!

MÉDICO
...

ALABEL
Perdón...

Tercer intento.
/¡Clack!/

ALABEL
¡Ay!

MÉDICO
Bueno, a ver. Si te movés, te tenemos que pinchar otra vez,
¿entendiste? ¡No te muevas!

ALABEL
Bueno.

Al cuarto intento logré quedarme quieta. En sí no duele, duele más cuando se pasa el efecto de la anestesia, los dos o tres días posteriores son feítos.

Pero pasa. Todo pasa.

15.12.08

El máximo de carne permitido por día será 100grs.

El sábado fui a un asado de campo, para la fiesta de fin de año de la empresa. Eso fue una verdadera muestra de autocontrol, sabiduría zen y equilibrio mente-cuerpo-espíritu! De las deliciosas, perfectas empanadas de carne con las que nos recibieron, comí sólo una (la recepcionista manyó cuatro); el vacío que se deshacía en la boca no logró doblegar mi firmeza, ya que sólo comí un pedacito; resistí los embates del pollo, la tira de asado y la morcilla, y no probé una sola gota de vino.
Regresé a casa tostada por el sol, habiéndome divertido y complacida conmigo misma por mi fuerza de voluntad.




A la noche tuve una pesadilla tan espantosa, que me desperté aullando y pateando al aire, defendiéndome de una monstruosa Samara Morgan que venía a comerme.

12.12.08

Nunca creí en el horóscopo occidental. Pero me di cuenta que hasta el más berreta dice que Libra puede tener problemas con el riñón...fíjense: creer o reventar.

8.12.08

¿Es contradictorio que un médico gordo te indique hacer dieta?

3.12.08

Anoche, harta de tenerme lástima a mí misma, me dije:
"Bueno Natalia. Una idea negativa te destruye un glomérulo, una positiva lo salva"

Me sentí un pps viviente, pero funcionó.