20.12.08

Hoy a), mañana b)

Ayer me hicieron la biopsia -en criollo, me sacaron un cachito del riñón izquierdo-. Y me sucedieron dos cosas que jamás, pero jamás hubiese esperado de mí misma:
a) Hice una falsificación;
b) Tuve un ataque de pánico.

a) La empleada-robot

9hs, en la oficina de Admisión. Firmo los papeles para ir a la habitación, y la empleada me da una Credencial de Acompañante.

ALABEL: Gracias, necesitaría otra. Yo vine con dos personas. El médico quiere que sea alguien de confianza el que lleve la muestra al laboratorio anatomopatológico. Como queda lejos, mientras tanto se queda otra persona conmigo.

EMPLEADA: No se puede. Sólo una persona.

ALABEL: No lo decidí yo, así me pidió el médico.

EMPLEADA: Eso no lo decide el médico, ni yo, ni vos. Sólo UN acompañante en la habitación. Son las normas internas del sanatorio.

ALABEL: Pero es habitación individual, hay lugar. No molestamos a nadie.

EMPLEADA: Son las normas del sanatorio. Que se quede alguien adentro de la habitación y el otro espere en el pasillo.

Normalmente, me pelearía con la empleada para que razone. Pero en el año que llevo viviendo con Igan, he aprendido que la mayoría de los empleados rasos no piensan, especialmente los trabajadores de la salud. Noté que la empleada tenía una pila de credenciales en blanco a un costado del escritorio. Decidí que iba a entrar con mis dos acompañantes de todas formas.

ALABEL (con una sonrisa): Bueno.

La empleada se va a la oficina de al lado para fotocopiar mi documento. Chequeo que la empleada esté de espaldas (las oficinas son vidriadas), miro a mi alrededor y rápidamente agarro una de las credenciales. Me doy vuelta, desde afuera de la oficina mi vieja me mira intrigadísima.

La empleada nos lleva a la habitación y repite su rosario de normas internas. Cuando se va, entramos los tres y pido una lapicera negra: mi pareja tiene una Bic. Tengo un pulso bastante decente y trazo firme-soy maquilladora-, así que no fue complicado crear una segunda credencial firmada por la empleada.

MI VIEJA: Pero no nos van a decir nada...la empleada es una estúpida, mirá si alguien se va a quejar de que estemos los tres...

ALABEL: Ya lo sé. Pero con los empleados-robot, nunca se sabe.

4 comentarios:

PLASTICO INEVITABLE dijo...

BUEN TEXTOOOO no habia pasado por aca... gracias por firmar

Eric dijo...

Muy bueno.
No hay nada más inhumano que un empleado administrativo. Y te lo dice alguien que lo fue durante muchos años.

Bandida dijo...

Natalia, descubri este blog hoy, y no sabes como te entiendo. Como sabes por mi blog mi mama estuvo agonizando con cancer un ano y medio y me toco pasar por 4 internaciones. En todas habia empleados robots, es como vos decis, no razonan, no les pidas un poco de inteligencia porque no tienen, yo no se como pasaron el secundario!
Espero que te sea leve. Cuando te enfermas o se enferma un familiar te das cuenta que mal funciona la medicina argentina (tanto publica como privada) bah, no la medicina, el sistema hospitalario diria yo.
Y la corporacion medica, que nunca pero nunca se equivoca...ja! carniceros, si, son unos carniceros

el_iluso_careta dijo...

los idiotas con cassette incorporado están en todos los rubros, sólo que los de salud no saben el daño que ocasionan...
escuchando 15-Av. de Mayo\2002 - Bajofondo Tango Club