19.1.09

Teatro Igan del absurdo presenta: La médica manosanta de Caseros (Parte VII y final)

Trataré de ser breve. No seguí el tratamiento porque las tinturas madre, el ácido y demás cosas que tenía que comprar en la farmacia pasaban de cuatrocientos pesos. Y los brebajes de mijo eran simplemente intomables. Lo que quiero contar es la charla con el médico al que fui luego.

Recuerden que, inocentemente, mostré mis nuevos estudios a la médica manosanta antes que al nefrólogo 02. Cuando se los mostré a este, me dijo contento que mi función renal estaba mejor que nunca desde que me había conocido. Me quedé asombrada, pero no dije nada.

A la semana fui a ver al especialista en glomerulopatías. Este tipo vendría a ser la némesis de la médica manosanta: es uno de los mejores nefrólogos del país, un reconocido especialista en las cuestiones que cargo yo y atiende gratis en el Fernández. Gra-tis, o sea que no cobra un peso. El mismo nefrólogo 02 me recomendó que hiciera una interconsulta con él.

NEFRÓLOGO CAPO:
-
Bueno, tu función renal está muy bien para tu situación, realmente muy bien.
ALABEL:
-
Eso me tranquiliza, porque...bueno, había ido a una médica que me dijo que tenía...disfunción renal, y me asusté...
NEFRÓLOGO CAPO (arquea una ceja):
-¿Quién te dijo eso?

En este punto me dio vergüenza evidenciar que había caído en las redes de una chanta cualquiera.

ALABEL:
-Una médica...cardióloga.


El nefrólogo capo me miró, arqueó aún más las cejas y me dijo que la cardióloga se ocupara de sus asuntos. La consulta continuó; no los voy a aburrir con detalles porque quiero llegar a la conclusión:
La mina "curaba", sí. Porque si me dice que tengo una disfunción renal, y hago las boludeces que ella me indica, y al tiempo me hago estudios nuevos y se los doy a un médico alopático, éste me va a decir que estoy bien. Porque nunca tuve una disfunción!

Probablemente el pibe nunca tuvo cáncer. O tuvo y cayó en la manosanta cuando ya estaba mejor, como yo y otros tantos boludos que nos dejamos ganar por el miedo, la ignorancia y la mala suerte.

11 comentarios:

Eric dijo...

Muy bueno el final.
Clarísimo el mecanismo que usan estos chantas: Diagnóstico cuasi terminal, tratamiento inocuo, restablecimiento milagroso.
Realmente un teatro del absurdo, pero la paradoja es que va cobrando sentido.
Son chantas, ese es el sentido.

Anita dijo...

La situación por la que pasé (voluntariamente) fue similar aunque mi problema era una pavada y no un tema de salud como el tuyo. Fui a un médico por un tema de sobrepeso y también me dio brebajes, gotitas, pastillitas y con un sellito indicaba que no eran hormonas ni anfetaminas pero curaba todo! dolores, alergias, celulitis, ciática, problemas cardíacos (imagino que leves)...ni idea.
Y yo creí que me ayudaban esas cosas que tomaba pero ahora pienso si no fue algo puramente psicológico...es decir, necesito creer que esto mejora mi estado y por eso veo resultados, se entiende?

Y patética esta doctora... bueno que te diste cuenta!!
cariños

Paula, la malvada dijo...

Natalia, me alegro mucho que todo saliera bien. ¡Un abrazo!

(Aunque una lástima que se acabara la aparición de tal personaje. Era muy divertido)

Natalia Alabel dijo...

Gracias gente por pasar y comentar.
Paula, no te preocupes: tengo más personajes en la galera! Me faltan Pedro el Remisero, La Enfermera Loca, Los Nefrólogos, La Madre de Alabel (que alguna aparición ya hizo)...

el_iluso_careta dijo...

matarla...sería hasta un acto de amor...al semejante-..
escuchando 03- Bajofondo Tangoclub - Centrojá\Tecno Tango- Bajo Fondo Tango Club - Superville (2004) (192Kbps)+(Covers) º

Gran Lady dijo...

¿Entendí mal, o la tipa supuestamente te iba a curar de algo que jamás tuviste? Qué guacha, menos mal que te diste cuenta!.

Natalia Alabel dijo...

No Lady, no entendiste mal. O sea, yo tenía la enfermedad, sí, pero no estaba al borde del colapso total del riñón ni en pedo! Así era fácil "curarme".

Kuwo dijo...

Si los brebajes de mijo eran intomables, quiere decir que los probaste!! Para mi que eso te curó xD jajaja

Ah! no, cierto que los estudios te los habías hecho antes de ir al nefrólogo...
Bueno, esa mina no tiene excusa, pero era divertido leer sus discursos y ver sus negocios.

Ahora quiero ver la contraparte de esto y leer cómo criticás a los nefrólogos ;P

Abrazo

Blue dijo...

Qué desastre es saber que está lleno de gente que se lucra con el dolor ajeno...

Andreievna dijo...

Bueno, por lo menos estás bien así que bajo esa óptica todo lo demás se minimiza, no?

podrías pinchar una muñequita con la cara de la manochanta a ver qué pasa...

Natalia Alabel dijo...

Kuwo, sí, los probé. Si ya había pagado!

Blue, es un desastre, sí; pero también hay gente muy grosa que trabaja por y para los demás. Mirá sino al nefrólogo capo, que me atiende en htal. público.

Andre, jajaja! podría hacer una muniequita de trapo rellena con mijo, no?