2.2.09

Al principio, no podía parar de escribir. Posteaba prácticamente todos los días, tenía que contenerme para no subir de dos o tres. Las ideas y las palabras fluían en torrente como nunca me sucedió en Alabelicius.
Ahora estoy como trabada, impedida. Tengo que buscar mis engranajes -que están tirados por cualquier parte- juntarlos, encastrarlos, volverme a armar y de alguna forma, ponerme en funcionamiento.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
/Sonido de tecla apretándose/

START :Mode_narrative

/Sonido de usina eléctrica en funcionamiento/
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El 24 de abril de 2007, a las diez de la noche, empecé a sentir los primeros temblores de fiebre. En mi vida me habían castañeado los dientes de esa forma; tuve que salir de la clase.
Una hora más tarde estaba en la guardia del primer sanatorio que conocí en mis aventuras con Igan. El médico me hizo juntar una muestra de orina. No quería tocar nada en aquel baño mugroso, pero no podía manejar los temblores. Hice lo mejor que pude. Cuando levanté el frasco, contemplé en su interior -por primera vez-la constante que me acompañaría de allí en adelante: sangre.

5 comentarios:

Eric dijo...

Estarías trabada, pero se ve que la fórmula funcionó, porque este comienzo salió como una trompada.
Ahora quiero saber cómo sigue!

Directora de Orquesta dijo...

Coincido con el amigo de arriba, arrancaste con todo.
Tu descripción me suena muy familiar, esa sensación de que el cuerpo "se te va fuera de pista" y escapa a cualquier tipo de control racional
besos gigantes!!!

Lin dijo...

Que experiencia traumática. En cuanto a la inspiración, es asi, viene y se va.. a veces te despertas a las 3 AM y te pones a escribir como una loca y a veces no se te cae una idea ni forzándote.

Innsanitaria dijo...

ahora que viene la inspiracion, a no aflojar!

Gran Lady dijo...

Me alegro que hayas vuelto, y que hayas superado el terror a la pantalla en blanco :-)