26.2.09

Anécdota con médico a domicilio

Me levanto con fiebre. Llamo al servicio de médico a domicilio. Una hora después, viene a casa una médica, acompañada por un enfermero.

Alabel
Bueno, por las dudas te comento que tengo una nefropatía por IGa.
Médica
Ah...y..te atiende el traumatólogo?


Plop!

10 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

Entiendo que lo que yo tengo no es una patología muy común, pero el prefijo "nefro", no debería haberle dado una pista?!

Eric dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Natalia Alabel dijo...

Igual no se preocupen, llamé a otro que vino y era muy buen doctor, trabajaba en el Carrillo.
Tenía una gripe, nomás. Pasa que ante cualquier cosa tengo que consultar, porque al tener problemas renales no puedo tomar cualquier remedio. El ibuprofeno, por ejemplo, me es tóxico.

Los médicos a domicilio son una etiqueta nueva, tengo cualquier cantidad de anécdotas.

Eric dijo...

Ahora sí.
En una primera lectura, había entendido que el que te hizo la pregunta fue un operador de call center... lo cual ya era bastante triste.
Pero saber que era un MEDICO lo vuelve todo aún más patético. Si los llamás por una angina, son capaces de diagnosticarte un enfisema...

Lin dijo...

Los médicos a domicilio son tan peligrosos como mono con navaja, prefiero a los que son concientes de sus limitaciones y sólo te preguntan lo mínimo indispensable para hacerte el certificado laboral y te mandan al médico.

Juan Bodie dijo...

naaaaah!
qué peligro son....

Acerbus dijo...

D'Oh! Es que la "médica" faltó a todas las clases donde se hablaba de los riñones. Al menos no dijo "neurólogo".

Viejex dijo...

Pero como, el enfisema es distinto a las anginas?

Por que no avisan, che!?

Habria que mandarlos a la Antartida para que se los coman los canibales!

Natalia Alabel dijo...

No sé, por lo menos neurólogo es más parecido a nefrólogo...empiezan los dos con N...pero traumatólogo!! ahora que lo leo escrito no puedo parar de reír

Gustavo dijo...

Es tan triste que da risa...Que lo pario...
Faltaba que pregunte si te habias hecho curar el empacho!
País generoso...
Un beso