17.2.09

En este momento estoy censurando algunas cosas relacionadas con el suero, la diarrea, los médicos y demás. No quiero entrar en detalles. Sepan disculpar.

Continúo desde donde dejé. Como conté, éramos tres pacientes en la sala, junto con la chica que acababa de ingresar. Escuché a un médico y a un enfermero conversando sobre ella.
-A ésta hay que internarla, mandala al piso.
Se llevaron a la chica. Pensé que me internarían a mí después y me sentí mejor. Pero no fue así.
Los camilleros me subieron a una silla y me sacaron de la habitación. Mi mamá apareció afuera. Un médico nos explicó al voleo que no tenían camas y que la Obra Social me había derivado a otro sanatorio. Protesté débilmente.
-La chica llegó después que yo y la internaron.
El médico no me respondió y se fue.
Me pasaron a una camilla, ante mi desconcierto. Empecé a asustarme.
-Mamá, no entiendo...porqué ella sí y yo no?
-No sé exactamente. Pero estuve hablando con los padres de la chica afuera...ella tiene Superprepaga.

Yo creía que lo peor había pasado, y estaba a punto de empezar. Qué inocencia.

12 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

No voy a decir los nombres de la obra social ni de la prepaga. obvio.

No piensen que estoy inventado: todo sucedió realmente.

Eric dijo...

Ya lo creo que no es invento.
A veces las empresas dedicadas al cuidado de la salud son la peor enfermedad.
Sigue bien arriba la intriga, acá sigo firme para saber qué pasó!

Lin dijo...

La burocracia en la medicina es lo peor. Además la incertidumbre, no saber qué te pasa, no saber qué van a hacer con vos..

Gustavo dijo...

Un hidrotorax es cuando se te llenan los pulmones con liquido, bueno, a mi me sacaron mas de 4 litros, 15 dias internado en una clinica pedorra de San Miguel, una semana en casa y despues al Hospital Muñiz de capital dos semanas mas. Un garron. Te leo y me acuerdo de lo que sufri y me pongo mal por vos.
Besos

el_iluso_careta dijo...

es increible pero es asi...

Juan Bodie dijo...

Natalia: no puedo parar de leer este blog.Lo agregué a Mi lista de blogs. Humildemente, te felicito.

Natalia Alabel dijo...

*Eric, Lin, Iluso, así es: la burocracia y el ánimo de lucrar son peores que la enfermedad!
*Gustavo: el Muñiz!! Eso sí que debe haber sido jodido. Perdón por hacerte acordar...y no te pongas mal por mí, por favor.
*Juan Bodie, muchas gracias. Sabés que no tengo muy clara mi intención con este blog todavía? Lo único que sé es que no quiero darle lástima a nadie, y sin embargo, siento que no lo estoy logrando. No sé, es raro. No es como Alabelicius, ahí sé qué aguas navego. Todo esto es un gran experimento.

Daria dijo...

Una mierda .... pero la cruel realidad

Bortol dijo...

Decí el nombre del sanatorio, porque son unos reverendos putos... la medicina está peor que la política carajo! Volví de las vacaciones y vuelvo a leerte.
Besos y fuerza nena.

Acerbus dijo...

Natalia:
Leerte no me genera lástima, sino admiración y respeto. Lástima se le tiene al cobarde, no a la valiente como vos.

Uno de mis grandes temores es que el sistema de salud argentino siga transformándose en un negocio, y lleguemos a algo parecido a lo de EEUU. Lo que mostró Michael Moore en Sicko me da mucho miedo.

Juan Bodie dijo...

Natalia: No. No es lástima. Hablo desde mi.
Lo narràs con toques de humor y es un relato....no sé...fresco si querés, en el sentido que no pareces una vieja quejándose de tus dolores. Sos una chica como cualquiera de las que te leen que vive algo que no es común. Y en vez de autocompadecerse (al menos NO públicamente)lo contás.
No sé..a mi me gusta mucho. No desde el morbo sino desde "como cuenta una chica de veintipico su vida con nefropatía" y una chica que escribe bien.
A dónde te lleva? no sé. Pero mientras no sea una carga, seguilo que lo hacés bien.(que tampoco soy paràmetro de nada, obvio)

Anónimo dijo...

Siempre contar lo que nos pasa, o lo que sentimos, con palabras, gestos, miradas o cualquier otra forma de comunicacion, en castellano o arameo antiguo, exorsisa nuestros demonios y sobre todo nuestros miedos, asi que adelante y no me afloje.
Lastima, nada nada, solo admiracion.
Lo que no te mata te hace crecer y hasta la victoria siempre.