4.2.09

Por algún motivo que desconozco, siempre me dio vergüenza faltar al trabajo. Aun teniendo un justificativo -y en este caso, era más que válido. Hube de faltar de todas maneras.
Después de la noche en la guardia, pasé todo el día en casa, metida en la cama. A medida que pasaban las horas me sentía peor.
No podía comer nada. Sentía naúseas como nunca en la vida. Hacia las seis de la tarde empecé a vomitar. Descargué todo, pero no me sentí mejor. Descubrí que el agua también me daba náuseas.
-No te pueden dar náuseas por el agua. Tenés que tomar mucho líquido para limpiar la infección-decía la Madre de Alabel.
Trataba de tomar agua pero me suponía un esfuerzo enorme. Tanto, que cuando vomité con el color verde de la bilis me asusté en serio.

9 comentarios:

Lin dijo...

Es horrible cuando estas enfermo y no solo vos no sabés qué tenes, sino que los médicos tampoco.

Eric dijo...

Coincido con Lin. Cuando el único diagnóstico es el que uno mismo se hace, estamos en un problema.

No Soy Blogger dijo...

Pa que jodido eso.. a mi me pasó eso una vez, no me quedaba nada en el estomago, tomaba un vacito de agua y lo vomitaba tambien.. Llamé al medico y el diagnostico fue "es un virus", clara señal de que no tenía idea de lo que está pasando. Me duró un dia o dos más, despues se me fue "solo".

Gran Lady dijo...

Capaz me estoy queriendo adelantar mucho, pero puede ser frecuente confundir a Igan con una infección urinaria? ¿si te hubieran hecho determinado estudio ese primer día en la guardia se hubiera sabido? ¿Para diagnosticarlo hace falta ser nefrólogo o un simple médico de guardia con algo de experiencia y x análisis hubiera sabido ahí, ese mismo día?

Acerbus dijo...

¡Cuánta gente se habrá muerto o quedado con secuelas por esos malos diagnósticos!

asi que esto es el sexo dijo...

Si, es cierto.

A mi me pasa lo mismo, me da verguenza. Pero a veces es necesario. Y lo cierto es que no pueden hacer de nada y a veces simplemente se tienen que ir bien a cagar.

Amen.

Anónimo dijo...

ES lo malo de esta era, todos nos estamos volviendo adictos al trabajo para tapar otras falencias (porque es sano visstess).... Hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar, así podemos hacer frente a todo y disfrutar de las pequeñas cosas, porque para las grandes, por suerte, no hace falta dinero. Con plata cualquiera hace cualquier cosa, sólo los genios hacen mucho con poco!!!!.

el_iluso_careta dijo...

espero que mejores...un beso...

Natalia Alabel dijo...

La cosa es así: no es sencillo detectar el Igan, porque no tiene síntomas muy evidentes. No fue tan desacertado de parte del médico de guardia creer que era una infección.

El error serio lo cometieron en la primera internación.

Ah, Iluso, gracias. De hecho estoy mejor y por eso puedo contarlo.