7.4.09

Ayer fui al médico, al nefrólogo que me trata regularmente. El no quiere que haga una dieta, considera que estoy bien dentro de lo que es mi condición, y una dieta sería contraproducente desde lo emocional. Esto, siempre y cuando me mantenga dentro de ciertos límites-que más o menos manejo bien.
Así que tengo dos nefrólogos a los que respeto mucho, con amplia experiencia e impecables currículos, diciéndome dos cosas totalmente opuestas! Aunque no lo crean, me causa gracia. Es más, el nefrólogo que está en desacuerdo con la dieta me dijo que cuando se cruzara con el otro nefrólogo, se lo iba a discutir.(porque los nefrólogos son pocos y se conocen todos, se cruzan todo el tiempo. Ya les contaré)




12 comentarios:

Acerbus dijo...

Es una de las razones por las que no estudié medicina. Si me equivoco, se puede morir alguien o quedar con secuelas.

Diego dijo...

En el rincón derecho el doctor X, en el rincón izquierdo el doctor Y.
¿Quien ganará? ¿Quien, he?
Puedo imaginar esa discusión de mucho párpado caído y mano con índice apoyado en la cien y dedo gordo en la pera, codo en el escritorio, cuerpo ligeramente hacia un costado y piernas cruzadas.
Bueno, esperemos el cruce de los tordos entonces.

Gustavo dijo...

Que gracioso el comentario de Acerbus; todos podemos cometer errores que le cuesten la vida a un tercero. Y no hace falta ser un profesional para eso.
En cuanto a los docs...a veces se parecen demasiado a los mecanicos de autos... y eso es peligroso.
Besos, que sigas bien.

Anónimo dijo...

Quizas lo mejor, es agarrar de cada uno de los dos medicos, lo que te hace sentir mejor, o mas segura, pero ademas segui siempre tu instinto, la inteligencia y las emociones no te faltan.
Segui tu instinto

Eric dijo...

Me intriga mucho ese mundo de los nefrólogos, donde todos se conocen. ¿Cómo serán las charlas de café?
Lo que asusta un poco es que uno esté en el medio de esa discusión.

querés melón? dijo...

Bueno, es que la ciencia médica no es una ciencia exacta; puede haber distintas opiniones frente a unos mismos síntomas. Eso es, en parte, lo que la hace tan apasionante.

Rocío dijo...

Si la medicina ejercida dependiera únicamente de los conocimientos adquiridos, el médico podría ser tranquilamente reemplazado por un autómata finito. Como en cualquier profesión, oficio o actividad, indudablemente interviene el criterio que cada uno se haya formado. Entre los criterios de los dos médicos está el tuyo, que te permite decidir qué es lo mejor para vos a partir de los consejos profesionales y de tu propio instinto.
Esto uno lo termina de aprender cuando tiene un hijo: cada pediatra, cada madre, cada vecina bienintencionada tiene un consejito, una sugerencia o directamente un exhorto para la pobre madre inexperta. Pero es en el interior de cada uno, en nuestra parte más instintiva y animal, donde encontramos las respuestas, porque (aunque no sabemos que sabemos) sabemos criar un hijo. Así como sabemos qué siente nuestro cuerpo, o cómo reaccionan nuestras emociones, si los sabemos escuchar un poquito.
Dieta o no dieta? A qué médico darle bola? Yo me preguntaría qué me provoca hacer dieta. Es muy exigente en un momento en que estoy emocionalmente vulnerable, o estoy tan bien que una restricción en la comida no me afecta otras áreas? Me siento mejor cuando como tal o cual cosa, o cuando dejo de comerla?
(Uf, por qué no estudié psicología, me estaría llenando de guita con libros de autoayuda...)

Gran Lady dijo...

Es el problema de tener varios médicos, el tema de la famosa "segunda opinión" generalmente termina en una contradicción con la "primer opinión". ¿Y qué hacer? ¿Buscar un tercero para desempatar? El tema de las dos bibliotecas (una refutando a la otra) existe no solamente en las ciencias sociales. Y, ahora en chiste... ¿vos sabés cuál es la especialidad del Dr House? Es nefrólogo, lo dicen en uno de los primeros capítulos. SEría cuestión entonces de buscar su opinión ;-)

Anónimo dijo...

Tiene razon gran lady, porque no lo buscas al Dr house, te hara mierda la autoestima, pero te deja como nueva.

Caro Pé dijo...

Pasa mucho esto! Entre colegas, a rolete!
Terminás más desorientado o sabiendo más de lo q saben ellos, más o menos

Flora dijo...

Uff que historia, recien encontre tiu blog....increible.

Bandida dijo...

puffff! no me extrana...los oncologos tambien se conocen todos y me paso lo mismo con mi mama: uno decia A y el otro B y resulto que los dos estaban equivocados porque mi mama se murio.
Tendria que haberlos llamado para comunicarles el desempate, no?