26.5.09

Una entrada que no tiene mucho que ver con Igan, pero se me dio por escribir igual.

La semana pasada se subió al ascensor de la facu una chica en silla de ruedas. Tenía más o menos mi misma edad, y una amiga o hermana la ayudaba a trasladarse. Recuerdo claramente haber pensado que debía ser una situación de mierda.
Unos días más tarde tuve un desgarro muscular, y no pude caminar en absoluto. La pierna derecha me estallaba cada vez que apoyaba el pie. Ahora me duele menos y puedo hacer breves trayectos dentro de mi casa. No es nada realmente preocupante, de hecho en tres semanas, según el traumatólogo de la guardia, voy a estar como antes.
El caso es que pude observar el mundo desde la perspectiva de esa chica del ascensor. Creánme, no está nada bueno. Y aunque uno sabe que nuestro diseño urbano no contempla en absoluto a las personas incapacitadas de trasladarse sobre sus dos piernas, saberlo y vivirlo son dos cosas totalmente diferentes.
Es asombroso cómo uno no se sensibiliza por algo hasta que no lo vive.


13 comentarios:

Rocío dijo...

Yo estaba convencida de que Latullida iba a dar al gobierno de la ciudad una perspectiva más tendiente a la integración de las personas con discapacidad... Pero me parece que no aportó un soto... Una lástima, desaprovechar la visión "de primera mano" de alguien que está en posición de cambiar algunas cosas.
Saludetes

Flora dijo...

Es impresionante viste?


Sobre todo en GBA... als condiciones son malisimass..

Natalia Alabel dijo...

Posta, en qué anda la Michetti?

Gran Lady dijo...

A mi me pasó algo parecido en mi mes de ausencia (fractura incluida), eso de ver las cosas desde la perspectiva del otro. Y la ciudad no está preparada para personas en silla de ruedas, evidentemente. Y cada vez que veo a un auto estacionado en las rampas (imposibilitando el uso) me dan ganas de reventarlo a patadas.

Rocío dijo...

Natalia: en silla de ruedas, obvio!
:)

Jon Basto dijo...

Espero que te pongas buena muy pronto.

☀Pau☀ dijo...

¿No te parecen una payasada esas rampas para bajar la vereda que terminan en un charco de agua podrida que desemboca en un empedrado desarmado?

Agnes EUFURICA y "M" dijo...

Me parece que de forma natural tendemos a no darnos cuenta de los privilegios que tenemos, nadie esta excento de un accidente, una perdida, algún problema grave, incluso creo que aveces pecamos de vanidosos, sin embargo creo que siempre tenemos que ayudar a personas que lo necesitan...
uy creo que es lo mas correcto que he escrito en mucho tiempo... mira lo que me haces hacer!

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Eso es cierto, cuando derepente tenes una discapacidad, por más que te lleve dos mese snada más volver a estar como antes...
podés ver qué tan mal a veces lo pasan los demás.

es una cagada, pero bueno aunque sea ayuda a que tomemos un poco más de conciencia

saludos

v

Tomás Münzer dijo...

Y sí, cuando algo nos toca o pasa de cerca es cuando logramos comprenderlo mejor...

Fran dijo...

La verdad que si, no solo que la ciudad no está prepara para lo más mínimo sino que nadie se pone en el lugar del otro hasta que por h o por b se siente tocado.

Esta mañana llegué al blog y me lo leí todo. La verdad que me pareció muy bueno lo que estás haciendo y dale para adelante.

Pd. Para ponerle un poco de humor te confieso que antes de entrar pense que Igan era tu pareja.

Saludos

☀Pau☀ dijo...

Te tengo una sorpresa pero tenés que pasar a buscarla a mi blog. Besitos!!!

Nahuel dijo...

hola hola, no se si lo puse antes, pero gracias x reconocer mi laburo (que poco tiene que ver con el que hice pa la fierro)

SALUDOS!