24.6.10

Ya no puedo escribir más acá. Hace meses que lo intento, y no puedo. No me sale. No es que me haya quedado sin cosas para contar, ni que se haya ido la nefropatía. Creo que la tengo más asumida. Por un lado, porque pude seguir adelante: novié, cambié de trabajo cuando quise, estudié y me recibí, me fui a vivir en pareja, me separé, me fui a vivir sola y ahora ando noviando con un hombre increíble.
Por otra parte, el blog me cambió la vida. Tengo que agradecerles a ustedes, a los lectores. Cada palabra de aliento me ayudó. Cada comentario, cada mail, fue un apoyo que estaba necesitando.
Después comencé a conocer a otras personas con Berger, y no sólo de Buenos Aires. De Bahía, de Córdoba, de Jujuy, y también de Uruguay y España. Me sentí menos sola, y ayudé a otros a sentirse acompañados.
Quizá más adelante vuelva a escribir, quién sabe. Por ahora, lo dejo así. El blog queda abierto (con captcha en los comentarios, porque se llenó de spam. Grrr) Me pueden escribir por lo que quieran, siempre.


Mi agradecimiento infinito para ustedes. Como me dijo alguien una vez, la lucha es dura y es mucha. A seguir peleando!

Update: pueden creer que apenas terminé de postear, me empecé a sentir mal? Ahora estoy enferma, tengo angina. De no creer. Un, dos, tres, un pasito pa'lante María, un, dos, tres, un pasito pa'tras.