28.6.13

Gracias

Gracias por haberme acompañado y por sus comentarios de apoyo. Voy a cerrar el blog por un tiempo.
Quizá abra otro espacio, o vuelva a publicar luego de un tiempo, no sé...al final me arrepentí de salir del anonimato. Me sentía más cómoda sabiendo que nadie me conocía. Es eso.
Un abrazo y gracias otra vez.
Alabel

18.6.13

Corticoides

Esto es el juego del "¿Y qué más?"

Primero, los corticoides me quitaron el sueño. Emparché con ayuda de la psiquiatra.
¿Y qué más? Lo que tomo para dormir me deja estúpida. Tuve que elegir entre ser estúpida o no dormir NADA. Elegí lo primero.
¿Y qué más? Me salió un acné asequeroso y se me hinchó la cara como un sapo. Emparché con la dermatóloga. El acné no se va mientras tome los corticoides y la hinchazón tampoco.
¿Y qué más? Estrías. Me puse todas las cremas que me indicaron y están ahí igual, parece que hubiera tenido un bebé. Las tetas, arruinadas. 
¿Y qué más? Me salieron manchas en la piel, "púrpura por rascado". También a causa del corticoide.
¿Y qué más? Me arruinó la circulación, tengo las piernas más feas que una vieja de 70 años. 
¿Y qué más? Tendinitis en los talones de Aquiles y en las rodillas. No puedo salir más a trotar como hacía antes, ni a caminar siquiera. Emparché con kinesiología, pero nada asegura que la tendinitis se cure. No te cambio las rodillas por el riñón, no...esto es lo peor de todo. No poder moverte. Me siento tan limitada, tan angustiada...me duelen otras partes del cuerpo también, las manos, la espalda...el corticoide afecta todo.
¿Y qué más? Y, como no puedo moverme por la tendinitis, engordé. Subí de peso después de años de ser flaquita.
¿Y qué más? ¿Cuál es la buena nueva? ¡Que se me empezó a caer el pelo! Era lo único lindo que me quedaba, de lo que me seguía sintiendo orgullosa. Mi pelo ahora está opaco, triste, cayéndose en manojos.

¿Y qué más? ¿Qué es lo próximo que me va a hacer el corticoide? ¿Osteoporosis, infertilidad, qué? ¿Qué más quiere de mí? No tengo más nada para dar.

Hago todo lo que hay que hacer. Terapia, hablar, estar con la gente que quiero, amar, pedir ayuda, hacer cosas placenteras, meditar, reiki, hago todo, les juro. Dejé un trabajo súper estresante para tener tiempo de cuidarme. Y no sirve...la realidad del corticoide es aplastante. Nada de esta mierda se va a ir mientras siga el tratamiento, y cuanto más tiempo lo haga, más cosas feas me van a seguir pasando. Antes de que me pregunten: no, todavía no sé cuándo va a terminar.