18.6.13

Corticoides

Esto es el juego del "¿Y qué más?"

Primero, los corticoides me quitaron el sueño. Emparché con ayuda de la psiquiatra.
¿Y qué más? Lo que tomo para dormir me deja estúpida. Tuve que elegir entre ser estúpida o no dormir NADA. Elegí lo primero.
¿Y qué más? Me salió un acné asequeroso y se me hinchó la cara como un sapo. Emparché con la dermatóloga. El acné no se va mientras tome los corticoides y la hinchazón tampoco.
¿Y qué más? Estrías. Me puse todas las cremas que me indicaron y están ahí igual, parece que hubiera tenido un bebé. Las tetas, arruinadas. 
¿Y qué más? Me salieron manchas en la piel, "púrpura por rascado". También a causa del corticoide.
¿Y qué más? Me arruinó la circulación, tengo las piernas más feas que una vieja de 70 años. 
¿Y qué más? Tendinitis en los talones de Aquiles y en las rodillas. No puedo salir más a trotar como hacía antes, ni a caminar siquiera. Emparché con kinesiología, pero nada asegura que la tendinitis se cure. No te cambio las rodillas por el riñón, no...esto es lo peor de todo. No poder moverte. Me siento tan limitada, tan angustiada...me duelen otras partes del cuerpo también, las manos, la espalda...el corticoide afecta todo.
¿Y qué más? Y, como no puedo moverme por la tendinitis, engordé. Subí de peso después de años de ser flaquita.
¿Y qué más? ¿Cuál es la buena nueva? ¡Que se me empezó a caer el pelo! Era lo único lindo que me quedaba, de lo que me seguía sintiendo orgullosa. Mi pelo ahora está opaco, triste, cayéndose en manojos.

¿Y qué más? ¿Qué es lo próximo que me va a hacer el corticoide? ¿Osteoporosis, infertilidad, qué? ¿Qué más quiere de mí? No tengo más nada para dar.

Hago todo lo que hay que hacer. Terapia, hablar, estar con la gente que quiero, amar, pedir ayuda, hacer cosas placenteras, meditar, reiki, hago todo, les juro. Dejé un trabajo súper estresante para tener tiempo de cuidarme. Y no sirve...la realidad del corticoide es aplastante. Nada de esta mierda se va a ir mientras siga el tratamiento, y cuanto más tiempo lo haga, más cosas feas me van a seguir pasando. Antes de que me pregunten: no, todavía no sé cuándo va a terminar. 



10 comentarios:

Ana dijo...

No hay nada que te pueda decir, más que calma, paciencia. Todo esto es por un objetivo ulterior. Aunque sean todas cosas malas o que no te gusten en la lista.
Seguí con la lista de abajo mientras tanto, sin pensar en el hasta cuando.
Aunque cueste, aunque sea duro.

beso.

Jorge dijo...

Natalia:
Nada puedo hacer, excepto leerte y desearte ánimos para superar ese horror.
Y pedirte que sigas escribiendo y contándonos lo que quieras, que nosotros no dejaremos de leerte. Quizás te haga bien.

Natalia Alabel dijo...

Oh...gracias. Yo no publico esto en ningún lado...me sorprende que lo lean y lo comenten. Sí, me hace bien...gracias!!

antonio dijo...

Hola Natalia, sólo contarte la experiencia de mi madre después de 25 años con cortisona: al principio fue una bomba para su organismo, pero después de un tiempo su cuerpo se adaptó y ahora se encuentra fenomenal (ella también tiene una autoinmune). No es por darte falsas expectativas, que al menos en mi caso no me gustan, simplemente contarte este caso tan cercano para que lo conozcas.
Mucho ánimo y me sumo a lo que dice el anterior comentario: no dejes de escribir.

antonio dijo...

Hola Natalia, sólo contarte la experiencia de mi madre después de 25 años con cortisona: al principio fue una bomba para su organismo, pero después de un tiempo su cuerpo se adaptó y ahora se encuentra fenomenal (ella también tiene una autoinmune). No es por darte falsas expectativas, que al menos en mi caso no me gustan, simplemente contarte este caso tan cercano para que lo conozcas.
Un abrazo, y me sumo a lo que dice el anterior comentario: no dejes de escribir.

Natalia Alabel dijo...

Gracias Antonio, tengo entendido que hay gente que tiene que tomarla toda la vida (por ejemplo los transplantados)
Me alegra que tu mamá esté bien y que haya salido adelante :)

Lin Cuado dijo...

Te leo y te abrazo para darte fuerzas!

Anónimo dijo...

Yo también estuve con tratamientos de prednisona 6 meses (70mg de prednisona, el pelo se cae, acné en la espalda, engordé 9 kg, no podía darme el sol, cada vez que slaía enfermaba) pero junto a ella tuve un tratamiento de inmunosuficiencia, tengo la IgA (biopsiada). En el fondo tienes que pensar que es un tiempo y todas esas cosas en cuanto dejes la medicación volverán a estar como antes. Yo mejoré muchísimo con el tratamiento y estuve casi 2 años.....Tengo 24 años, pelo largo, delgado y terminando mis dos carreras. Ir a las revisiones es un tormento, vas con miedo, no sabes que comer, si hacer deporte o no, etc. Pero tienes que ser fuerte y a todo el mundo le toca algo tarde o temprano, de esta enfermedad ganamos mucho interiormente y vemos las cosas que de verdad son importantes en la vida. Te doy muchos ánimos desde España

Fernando Solis dijo...

Leo tu escrito y en verdad me identifico de alguna manera. Soy de Lima Peru. Me llegaron a recetar triamcinolona en crema de 0,025 de concentracion, para eliminar una manchita en mi rostro. Lo que paso ... lo use por 7 dias por el acne inmediato que aparecio en mi frente ... hace un mes exacto que lo deje de usar y el acne aun persiste, tanto en hombros, pecho antebrazos, espalda superior, rostro algo ...

En la adolescencia tuve acne en la espalda sobre todo, llegando a ser doloroso. Ahora ya con 21 años y mi pesadilla volvio.

He llegado a ir a 2 medicos, una de ellas fue una dermatologa, y lo unico que me dijo fue que era estres porque la concentracion del corticoide era muy baja como para que esa fuese la razon.

Se suponina que al dejarlo de usar desapareceria, pero NO

acne y vello, claro que el vello no me preocupa pero el acne si, y temo que vaya a llegar a ser doloroso como lo fue en algun momento de mi vida

no se si te has podido dar cuenta, pero el acne por corticoide es diferente al acne, por decirlo asi, natural ... las erupciones son mas pequeñas, y algunas demoran en madurar

bueno, bueno, mucho blabla me he mandado ... solo espero que te encuentres bien despues de un año, recuerdo que aqui en Lima tienes a alguien que detesta tanto las malditas corticoides como tu. Un abrazo

Natalia Alabel dijo...

Anónimo y Fernando, muchas gracias por contarme sus experiencias. Espero que estén muy bien :)